¡Woops!

Parece que hubo un error, pero no por mucho. Ayúdanos reportándolo con este botoncito:

Mmmta, ¡les aviso pues!

Crónica de altas y bajas: El Kickstarter de Archie Comics

La bien honesta opinión de Willy Holland
20 May, 2015

Con más de 70 años de existencia, y sin ser un súper héroe de moda, Archie ha logrado mantenerse vigente de una u otra forma en lo que va de los dosmildieces. En los últimos años hemos visto a la casa editorial del pelirrojo tomar algunos riesgos interesantes que le han resultado: Un Archie adulto murió en las páginas de Life With Archie. Una portada variante con temática zombie dio pie a la creación de la súper exitosa serie de terror Afterlife With Archie. Afterlife le dio vida al propio cómic de Sabrina. Se publicó la boda gay de Kevin Keller. La línea de súper héroes de Archie Comics, Dark Circle, fue resucitada. Se han publicado crossovers extraños, pero con ventas decentes como Archie Vs. Predator o Archie Vs. Sharknado. Y, como cereza del pastel y a la vez plato fuerte, en julio de 2015 veremos el relanzamiento de Archie y toda la banda de Riverdale en un nuevo #1 de la mano del increíble equipo creativo de Mark Waid y Fiona Staples.

 

La joya de la corona de las publicaciones recientes de Archie Comics.

La joya de la corona de las publicaciones recientes de Archie Comics.

 

Todo parecía marchar bien, hasta que se les ocurrió lanzar un Kickstarter.

La editorial buscaba juntar $350 mil dólares para poder lanzar tres títulos que acompañarían a su nuevo Archie #1. Las tres series serían: Jughead, escrito por el muy de moda Chip Zdarsky; Betty & Veronica, escrito e ilustrado por Adam Hughes; Y un cómic digital de Kevin Keller, Life With Kevin, por su creador, Dan Parent.

Las donaciones podían comenzar desde $1.00 dólar, con la que podías recibir un e-mail de agradecimiento. Y, por ejemplo, por $10.00 dólares recibirías una copia digital o física de uno de los cómics nuevos y tu nombre aparecería impreso en alguno de sus títulos.

 

Así se ven Betty y Veronica ilustradas por Hughes.

Así se ven Betty y Veronica ilustradas por Hughes.

 

La respuesta general ante la campaña fue negativa. Vaya que lo fue. En general, los fans se preguntaban por qué una editorial con tantos años de experiencia y con el éxito de sus más recientes proyectos recurriría a pedir dinero extra de sus fans. (Extra porque un cómic normalmente cuesta $4.00 dólares, no $10.00). Los dueños de tiendas de cómics también mostraton preocupación y hasta amenazaron con boicotear a la editorial dejando de ordenar todos sus productos; se sentían traicionados al ver que la editorial se los brincaba y recibía dinero directamente de los fans, para poner los cómics directamente en sus manos. Al fin y al cabo, el modelo actual de distribución de cómics americanos permite a las editoriales recibir preórdenes antes de imprimir sus cómics. De nuevo, ¿por qué un Kickstarter?

Al principio, Jon Goldwater, editor en jefe de Archie Comics, dijo que lo que buscaba era seguir con su racha de inovación y quería intentar algo nuevo y “fresco”, pero los trapitos salieron al Sol después de la respuesta negativa del público: Archie Comics había obtenido (inesperadamente, dicen) un trato con Walmart y Target para distribuir sus digests y más productos de consumo masivo. La gran inversión que implica trabajar con tiendas como Walmart desestabilizó el flujo de efectivo de la editorial y esto retrazaría el lanzamiento de sus siguientes series planeadas, por lo que recurrieron a la plataforma de crowdfunding.

A sólo unos días de lanzar su campaña, la editorial cedió ante la crítica general y el proyecto fue cancelado. Jughead, Betty & Veronica y Life With Kevin verán la luz, pero más tarde y lejos del hype que ya generó Archie #1.

 

Grant Gustin... Digo, Archie se va a quedar solito con su nueva serie un rato.

Grant Gustin… Digo, Archie se va a quedar solito con su nueva serie un rato.

 

Creo que las intenciones de Archie Comics son buenas y la situación que se les presentó de hacer lo posible por aprovechar dos oportunidades diferentes es entendible. Quizás todo se pudo manejar de forma diferente y más creativa, pero les aplaudo la intención de brindar nuevas alternativas de calidad a este mercado que a veces puede parecer monótono y lleno de spandex.

W.