¡Woops!

Parece que hubo un error, pero no por mucho. Ayúdanos reportándolo con este botoncito:

Mmmta, ¡les aviso pues!

El terror hecho web-comic: Emily Carroll

Reseña traída a ustedes por Bruno Navarrete
07 Jun, 2015

9.5

“Well fuck…” fue más o menos lo que pensé la primera vez que leí el trabajo de Emily Carroll. Honestamente no estoy tan sumergido en el mundo del web-cómic como me gustaría así que fue una gran experiencia comenzar con alguien que tiene en la cabeza historias tan poco convencionales y una forma de narrarlas que inquietaría a quien fuera.

Out of Skin Emily Carroll

Este primer trabajo del que hablo se titula Out of Skin y lo leí hace ya tiempo, sin tener la menor idea de a lo que me enfrentaba: una historia sobre un árbol y las voces de las mujeres cuyos cadáveres lo alimentan. Sin ahondar mucho en la (terrorífica) historia, puedo decir que pocas veces he leído algo que me enchine la piel de esta manera y no es gracias únicamente a la historia, sino a la manera en la que la artista nos muestra su cómic: fondo oscuro contra grises, colores apagados y letras blancas, rojos intensos en dosis moderadas, trazos delgados, viñetas irregulares, etc.

Sin embargo, son dos factores los que más aportan a la experiencia comiquera más perturbadora que he tenido hasta el día de hoy: el uso del explorador para dirigir adecuadamente al lector, y la utilización de GIFs animados que ponen en duda si continuar o no leyendo.

Out of Skin Emily Carroll

Casi se me quedan sin bloguero o.O

En When the Darkness Presses (nominada al Eisner este año, por cierto), explota de una nueva forma tanto la estructura de su sitio como la del cómic para añadir suspenso y ritmo a la historia, particularmente el desenlace.

When darkness presses  Emily Carroll

Están medio raros los anuncios, ¿no? * música de Twilight Zone *

Por otra parte, Margot’s Room abre con un pequeño poema digno de cualquier Silent Hill unido a un dibujo un poco ambiguo de la habitación de Margot; esta primer “viñeta” es la guía de cómo leer el resto del cómic que se desenvuelve a un paso regular hasta la quinta parte (llamada Blood por si hacía falta hacerla más creepy) en donde se acelera hacia el final reduciendo en buena medida los diálogos y dirigiendo estrepitosamente al lector hacia el cuadro final.

Margot's Room Emily Carroll

Sin duda es refrescante romper con la rutina del cómic impreso y más con algo como lo que Carroll nos ofrece en cada una de sus obras; no sé ustedes pero yo seguiré al pendiente de los sustos que esta autora canadiense nos tiene todavía guardados.