¡Woops!

Parece que hubo un error, pero no por mucho. Ayúdanos reportándolo con este botoncito:

Mmmta, ¡les aviso pues!

Silver Surfer Vol.1: New Dawn

Reseña traída a ustedes por Gerardo Zárate
23 Feb, 2015

8.5

No recuerdo si mi primer encuentro con Silver Surfer fue en la caricatura de los noventa de los Cuatro Fantásticos o con la parodia del imaginario de Genndy Tartakovsky con Silver Spooner. La que haya sido de esas dos, mi segundo encuentro fue cuando Dan Slott y Mike Allred tomaron la estafeta del personaje. Personaje bastante ausente de Marvel, y es ahí donde el nuevo equipo creativo retomó camino con New Dawn.

Esta nueva dirección se enfoca en la vida de Silver Surfer más como Norrin Radd, más hombre y menos heraldo de Galactus; una nueva vida para enmendar los errores del pasado. Para agregar el comic-relief y variedad al argumento, se presenta el nuevo personaje de Dawn Evergreen, una terrícola bastante simpática, algo así como una Zooey Deschanel en Yes, man o Hitchhiker’s guide to galaxy (por favor olvidar a la versión de 500 days of summer).

NOVENTERISMO PURO

Dan Slott es un señor bonachón que empezó su carrera en en la década de los noventa, escribiendo principalmente en Ren & Stimpy y Tiny Toons. Mucho de ese humor se nota en Silver Surfer. Asimismo Mike Allred, con su estilo art pop, creo Madman en esos años, estilo que conserva y le da un toque de cómic “viejo”.

SS1p11-12c-610x459

POWER COSMIC

Esta odisea espacial no tiene una agenda particular, permitiendo que Silver Surfer y Dawn tengan cada 3 o 4 números un aventura singular y un buen pick-up and read (pues es muy fácil agarrarle el hilo a la historia). Dawn es la terrícola inocente explorando el cosmos, tomando de la mano al lector para conocer esa otra parte de Marvel donde no todo tiene que explotar.

En el primer arco de historia comienza el debraye de las reglas del cosmos e hipótesis propuestas de Dan Slott acerca de lo imposible, la relatividad y las posibilidades infinitas de diferentes destinos. Incluso se mete con lugares oníricos explotando las características de sus personajes.

silver-surfer-slott-allred-01

B-LIST ALL THE WAY

Tengo la hipótesis de que los cómics de lista B de Marvel, es decir los no muy populares, son el escape creativo de los editores y escritores. Por ejemplo, este es un cómic bastante en paralelo de Dan Slot a su ya larga carrera con el súper estrella Spider-Man. Y se nota que está a gusto escribiendo algo diferente y no formular un “evento” cada 7 números. Dan Slott es de esos escritores que les dejan hacer sus fan-fictions. Lo vimos con Superior Spider-Man, y ahora con esta odisea de Silver Surfer y Dawn.

Algo muy interesante es ver el universo Marvel desde  la perspectiva de un personaje nómada del cosmos que no tiene mucha idea de lo que pasa en la Tierra y ver un escritor reconocido escribiendo una serie ajena a la intensidad narrativa.

Este cómic se da su tiempo y demuestra que en el universo de Marvel se puede ser muy tranquilo sin que algún mundo vaya explotar, pero también muestra conflictos ligeramente más filosóficos. Ademas gracias a la familia de Dawn (y sus inquilinos) tenemos una visión acerca de los superhéroes de la Tierra, comparándolos con la política y deportes. Gustos de diferentes tópicos en general. Es ahí donde Dan Slott esboza una pequeña opinión a los cómics de superhéroes.

Me dio gusto tener ese lapso de ausencia de Silver Surfer, porque cuando lo retomé me pareció una transición natural de Heraldo de Galactus a un hombre que quiere redimirse. Una narrativa espacial que más que crear conflictos de entretenimiento, propone hipótesis e interpretaciones filosóficas acerca de la vida y cultura (con una que otra explosión). 

photo-2-3